Gölia

Hombre corpulento, con un ojo de cristal, moreno con barba cuidada, Suele vestir con camisolas a franjas horizontales azul marino y negras junto con numerosos cinturones y arneses.

Description:

Como de pequeño me llamaban Dursha esa empezó a ser mi seña de identidad, algún descerebrado, o algún mercader de telas espabilado me dijo que en Dursha era moda vestir a rayas azules y negras y entonces empecé a vestir con rayas azules y negras, siendo esta otra seña de identidad de la imagen que me proporcionó Guilian como gladiador.Goliaz en realidad es mi nombre artístico como gladiador, me lo puso mi primer dueño con el ánimo de darme publicidad como luchador. Mi nombre real era Saúl, pero sólo mi madre me llamaba así, mi madre era esclava en la casa de un tratante de gladiadores llamado Guilian y me dijo que mi padre era un gladiador muy famoso que murió en la arena, pero murió pronto también ella.

Todos me llamaban “el chicho de la dursha” supongo que en referencia a de donde era mi madre al cabo de un tiempo todos me llama Ladursha o Dursha y por eso mucha gente piensa que soy de allí. Pero todo eso fue hasta que me estrené como gladiador.

Pese a que la mayor parte de la gente piensa que soy dursho por el mote que tenía en mi infancia, de ahí el jubón a rayas (por lo que parece allí esa es la moda) pero en realidad soy Pádemo de nacimiento. Desconozco si tengo hermanos y de hecho no tengo ninguna prueba de que mi padre sea quién se me dijo que era o de que esté muerto.(El resto está en el párrafo anterior).

(ver en la hoja). Recuerdo la cara de mi madre que era muy guapa, tanto que su cara aparece en un fresco que puso Girlian en su casa, al parecer el artista se encaprichó de ella y dejó allí plasmada su cara. Cuando me siento muy triste voy a visitar a mi antiguo amo, cosa que el agradece, pero en realidad es para, mientras me hace esperar en el hall de entrada, mirar la cara de mi madre.
También recuerdo la primera vez que luché en la arena. Y el día que en un combate habiendo perdido un ojo a manos de mi enemigo lo maté en un ataque de ira en una lucha brutal cosa que impresionó tanto al gobernador que compró mi libertad con lo que gané mi espada de madera.

Desde que fui liberado me he dedicado precisamente a eso a mis cosas favoritas durante unos meses bastaba mi presencia para que se me invitara en los bares, tabernas, se me hicieran regalos… etc… poco a poco los regalos desaparecieron, las galanuras también y ahora con dificultad me invitan a una cerveza. Por eso es por lo que me he visto abocado a meterme en el mundo del hampa y los asuntos oscuros. Me encanta el buen yantar y sobretodo si va acompañado de buen vino, si ando más flojo de pasta entonces me paso el pan y la cerveza.

No hay muchas cosas que odie, mis amos siempre me trataron bien y mi vida como esclavo no fue mala, nunca abusaron de mi y desde bien pequeño vieron que tenía maneras para la lucha cuerpo a cuerpo así que me sacaron partido. Buena alimentación a base de cereales y cerveza, mucho entrenamiento, buen camastro y médico para curar las heridas. Muchos hombres libres no podrían costearse eso. Pero odio a la gente que trata mal a los esclavos, ser esclavo es algo circunstancial que no elimina la dignidad del individuo, incluso los esclavos deben ser respetados.

Más que amigos podríamos hablar de compañeros, la gente de la profesión de la arena me respeta por haber ganado mi libertad y saben que soy buena gente, pero más allá de eso no creo que pueda decir que tenga muchos amigos, recientemente he conocido a dos compinches a cual más traidor que el otro, pero son circunstancias humanas intentar sacar el mayor beneficio de las cosas, es como en la arena para que uno triunfe otro tiene que morir, pero no hay nada personal en ello. Por otra parte ayudé a recuperar parte del tesoro robado de la villa de (…) y a coger al grupo que había cometido el robo, por lo que supongo que en un futuro puedo conseguir más trabajo o incluso algún favor menor de esa casa.

Pues supongo que los implicados en el robo no se habrán tomado a bien ni su detención ni la fórmula en la que los redujimos…

Como es tu lado romántico? ¿orientación sexual? ¿virgen? has tenido algún gran amor?
Es un juerguista empedernido, le gustan las mujeres de amor fácil y cree que pagar por ello garantiza que no haya mayores complicaciones. Familia, hijos… bah!!! eso no es para él. Pero eso no significa que no se pueda enamorar

Cuales son tus miedos?
Por supuesto a la muerte, es un luchador, pero no hay gloria para el que muere.
Cual es tu posesión más preciada?
Mi espada de madera que utiliza como fiel garrote, inicialmente la llevaba siempre conmigo, pero en las primeras reyertas se llevó un buen arañazo y desde entonces lo que lleva es réplica (mandó hacer dos) de buena madera de nogal. La auténtica está a buen recaudo en la casa de Guilian hasta que consiga mi propia casa.

Cuales son tus principios morales, tu código ético, tu filosofía.
Me eduqué bajo el circo y mi moral es la del circo, en el entrenamiento camaradería ayuda mutua el código del gladiador, ni una gota de sangre fuera de la arena, somos duros pero cuidamos unos de los otros. Pero en la arena dos hombres entran y uno sale.

Que esperas conseguir en la vida. Que te gustaría hacer que no puedas hacer ahora? Donde y como te ves dentro de 10 años?
En algún momento me gustaría volver a la arena como liberto, pero no en lucha a muerte, si no en la lucha cuerpo a cuerpo. Quizás comprar una villa en la ciudad y crear una escuela de gladiadores. Pero de momento mi necesidad es sobrevivir y ganar dinero.
13. Que trabajos has realizado para vivir.
Siempre he trabajado en el circo, al ser liberado realmente me he he quedado sin mi medio de vida… una vez que se ha acabado el poder de la fama de momento me dedico a los trabajos que me ofrecen quizás me gustaría trabajar como guardia privada, resolver casos como hicimos con el robo… pero no para siempre.

Cuáles son tus creencias religiosas? Algún prejuicio?
No soy especialmente religioso, mi madre veneraba al dragón, pero yo realmente venero al hombre y a su capacidad de acción.

Cuál es tu pensamiento político? Algún prejuicio?
¿mande? Yo de eso no entiendo. Me joden los trapicheos de los poderosos cuando juegan con nuestras vidas así que intento simplemente sobrevivir.

Vivimos en un mundo violento, ¿qué piensas sobre la violencia? ¿Has tenido alguna pelea? ¿has sido gravemente herido alguna vez? ¿has herido gravemente a alguien? ¿has matado? ¿tendrías algún problema si ello sucediese?
La violencia es mi vida, toda mi vida me he entrenado para ella. Pero la violencia en la arena tiene unas reglas… fuera de la arena no tiene reglas y las puñaladas traperas son las que matan de verdad.

Algún hobbie? ¿Que haces en tu tiempo libre?
Pues durante los últimos meses me he dedicado a las mujeres, la buena comida y el alcohol, hecho de menos el entrenamiento de gladiador y me he puesto más gordo que una vaca así que ahora que la gente ya no me paga las copas tendré que volver a ocupar mi tiempo entrenando.

Algo de tu pasado de lo que estés orgulloso, y algo de lo que te avergüences.
Estoy orgulloso de haber sobrevivido a mi vida como gladiador y sobretodo de haber conseguido ser liberado. Vergüenza, no! Cuando has sido un esclavo la vergüenza no existe a veces siento vergüenza ajena al ver como se comportan algunos con la gente de rango inferior.
Cuáles son tus rutinas cotidianas?
Actualmente no tengo rutinas, pero tengo la firme decisión de volver a tenerlas, como cuando estaba en casa de Guilian: Desayunar, correr, la pista, la lucha, la comida, la siesta, las clases de técnica y luego un paseo por la ciudad para recoger los recados del amo, aunque ahora serán mis propios recados… jeje

Qué has estado haciendo las últimas semanas?
Un poco de todo, salir, un par de chapuzas de guardia de seguridad y la semana pasada investigar un robo a una casa noble de la ciudad.

Bio:

Diario secreto de Saul
Ya llevo un tiempo asistiendo casi diariamente a ver a Culebra, mi profesor. Él ha insistido en que cree este diario me ayudará a soltarme con la lectura y la escritura.

Han pasado muchas cosas desde que conseguí ser un hombre libre. Al principio me dediqué a emborracharme y hamponear por el puerto y el antiguo. Sin embargo mi suerte cambió cuando decidí empezar a sentar la cabeza y meterme en negocios. Lo primero es poder sobrevivir sin un trabajo estable. Con el primer golpe de suerte me compré una barca y la alquilé para tener una entrada de dinero más o menos estable, mientras me dedicaba a sacar dinero de “mis talentos naturales”, cosa que es bastante más sencilla (y peligrosa) que un trabajo.

Al cabo de un tiempo, mis negocios ilícitos resultaron suficientemente rentables como para adquirir una vivienda, pero como no tenía la posibilidad de ponerla a mi nombre, la puse a nombre de mi compañero “El niño”, un gigantón que me suele acompañar en mis aventuras y desventuras, que recientemente había sido agradecido por sus “servicios a la ciudad” con el título de de ciudadano.

Vivimos tiempos extraños y los asentados clanes de hampones que se encargan de mantener el “orden” en la ciudad se ven sometidos a constantes cambios. Fruto de esto algunos sectores de los “negocios” habituales quedaron libres. Uno de ellos era el del acceso a la ciudad de mercancías “sin arancel”. Shalk, un antiguo especialista en este trabajo nos ofreció la posibilidad de quedarnos con el hueco que el dejaba y empezamos a hacernos un hueco como honrados ciudadanos en el barrio del rompeolas.

En los últimos días empezamos a confraternizar con los ciudadanos y autoridades de barrio, buscando el apoyo, cariño y comprensión con nuestros ilícitos negocios por parte del vecindario. Es por esto que cuando una niña desapareció en extrañas circunstancias, no dudaron en acudir a nosotros. De hecho “el niño” ya llevaba un tiempo siguiendo la pista de extrañas desapariciones de infantes sin habérnoslo dicho.

A lo largo de nuestras investigaciones descubrimos que unos macarras de la banda de dienteputo eran los responsables de llevar a los niños a los “capas carmesís” una casa de escoltas. Los cuales a su vez hacía llegar los niños a una casa noble, suponemos que para nada bueno.

El niño y el feo se encargaron de rescatar a la niña de la casa, mientras que yo seguía a los primeros raptores.

Con la niña y su madre a salvo, empezamos a temer que el destino final de “los raptados” pudiera intentar dar para atrás y encontrar cuál ha sido el eslabón que ha fallado en la cadena de “distribución”. Así que decidimos romper los dos primeros eslabones.

Para ello decidimos observar la sede de Dienteputo hasta que salieran nuestros objetivos. Al cabo de unas horas salió uno de ellos para hacer una de sus rondas de extorsión. Tras seguirlos durante un rato, el niño, el feo y yo, de forma rápida y letal caímos sobre los 2 hampones para simular un robo con resultado de muerte para nuestro objetivo. Antes de 3 latidos de mi corazón dos de ellos yacían inconscientes y el otro muerto. Esto no le gustó nada a Dienteputo y sus chicos que iniciaron una búsqueda intensiva de “el gigante” que había apaleado a sus chicos. Por desgracia este gigante era muy fácil de reconocer, y el niño tuvo que mantenerse oculto a partir de entonces en nuestra casa.

Gölia

Aventuras en Padema Irwing_De_RyeR